In El Universal

En el fraude masivo que destapó la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) en Stanford Bank están en riesgo los depósitos de ciudadanos y empresas venezolanas en la sucursal de Antigua.

El superintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban), Edgar Hernández Behrens, señaló que el monto oscila entre 2.300 millones y 3.000 millones de dólares, pero algunos analistas consideran que podría superar los 5.000 millones de dólares.

Las cifras, señaló Hernández Behrens, son «extraoficiales» y «especulativas» porque hasta los momentos Sudeban no cuenta con un balance concreto de los afectados.

Según auditorías recientes, Stanford Bank International cuenta con depósitos por 8.500 millones de dólares, lo que significa que hasta 35% del dinero colocado es de venezolanos.

El superintendente de Bancos no descartó que, además, existan afectados por depósitos en la sucursal panameña que está intervenida a puertas cerradas.

El banco estadounidense también tiene presencia en el país, pero Hernández Behrens garantizó a sus 10.000 depositantes que no corren peligro y que Stanford Bank Venezuela cumple con los estándares bancarios requeridos por las autoridades.

Agregó que las operaciones de la entidad en el país son independientes y no existe relación entre la institución financiera y sus iguales en el exterior.

Sin riesgos en Venezuela Por lo tanto, hizo un llamado a los ahorristas a cesar el nerviosismo que han llevado a realizar retiros desde el martes en la tarde, tras conocerse el fraude cometido a través de la sucursal en Antigua.

El superintendente de Bancos resaltó que solo el martes en la tarde salieron 57 millones de bolívares fuertes de la entidad venezolana por los retiros de sus clientes, lo que obligó a la institución a acudir al mercado interbancario para pedir prestado dinero a otros bancos y preservar su liquidez.

Ante la situación, Hernández Behrens llamó a la tranquilidad y resaltó que por ahora pueden tener la seguridad de que la institución no está en riesgo. No obstante, destacó que mantener un elevado nivel de retiros de dinero de la sucursal en el país dañaría el equilibrio financiero del banco.

Aun cuando la situación es de normalidad, según lo dicho por Hernández Behrens, Sudeban nombró a representantes en la junta directiva del banco para hacer un seguimiento de sus operaciones en Venezuela.

En el proceso también intervendrá el Banco Central de Venezuela y, de hecho, ayer en la mañana se concretó una reunión entre miembros del ente emisor, de Sudeban y directivos del banco para evaluar la situación y las posibles medidas que deban aplicarse para preservar la salud de la sucursal local.

Hernández Behrens dijo que Sudeban contactará a la Comisión Nacional de Valores para determinar las posibles conexiones financieras que presuntamente mantiene la sede venezolana de Stanford Bank.

Pasos a seguir El abogado Jorge Faroh, de la firma Clyde & Co., explicó que los bienes de la sucursal de Antigua están congelados provisionalmente hasta el 2 de marzo, cuando se realizará una audiencia en el tribunal federal de Dallas, Texas, que lleva el caso sobre la estafa en Stanford Bank.

A los venezolanos con depósitos en la entidad de ese país recomendó buscar a un abogado con presencia en la ciudad tejana y entregarle el sustento legal del depósito en el banco para ser consignado al tribunal, de manera que la instancia judicial califique al ahorrista como acreedor del banco.

Faroh dijo que, si se extiende la congelación de bienes, podría limitarse la garantía del depósito, lo que significa que no necesariamente el afectado recuperará toda su colocación.

Suhelis Tejero Puntes

Recommended Posts
Stanford Bank AntiguaJosé Grasso Vecchio