In Descifrado

Aída Lamus sigue sentada en su sillón de la Comisión Nacional de Valores. Regresó de Miami del encuentro regional de bolsas de valores. Vino con el portafolio lleno, y las ideas están listas para compartirlas con quien resulte electo esta tarde presidente de la Bolsa de Caracas. Hay dos candidatos y para cada comando de campaña, cada uno es favorito: Nelson Ortiz, que busca la reelección y Bernardo Martínez, que lo intenta por primera vez.

Ahora, por la disposición de Lamus a trabajar con el presidente de la Bolsa, se ratifica que todavía al organismo no ha llegado ninguna comunicación sobre la esperada jubilación de la presidenta de la Comisión Nacional de Valores.

En el portafolio de Aída Lamus hay un programa para las medianas empresas. ‘El mercado es pequeño y tenemos que transformarlo’, dice Lamus. Su propuesta es que las deudas de las empresas con la Banca puedan ser titularizadas, y que los pagarés operen como valores subyacentes de esos títulos. ‘Es una manera de acercar a las medianas industrias a la Bolsa’, señala la presidenta de la CNV. Al margen de lo que se diga del escenario político, lo que importa, dice Lamus, es crear mecamismos de financiamiento.
Pero además, sigue en pie el tema de la renta fija. Si bien los contactos, los estudios y los análisis con el BCV están bien encaminados, Lamus insiste en su propuesta de que todos los títulos de deuda que comprenda ese mercado de renta fija, pasen por la Caja de Valores.

Recommended Posts
Nelson OrtizOscar García Mendoza