In El Mundo
DENUNCIA ¿DÓNDE ESTÁN LOS REALES? Cansados de esperar por la llegada de Richard Boulton, sus familiares están decididos a hacer pública la información sobre a quién le entregaron el dinero para negociar la liberación del piloto venezolano. Un coronel del Ejército de apellido Carvajal sería el hombre que negoció con la guerrilla colombiana

Un coronel del Ejército, adscrito a la Dirección de Inteligencia Militar, parece ser el hombre clave en el extravío del piloto venezolano Richard Boulton, quien fue secuestrado el 15 de julio de 2000 y todavía se encuentra en poder de sus captores, aparentemente en territorio colombiano.

El coronel de quien se supo extraoficialmente, es de apellido Carvajal, aparentemente fue el hombre encargado de pactar con los captores de Richard Boulton y entregarles la suma millonaria que aportó la familia del piloto para que fuera liberado a principios de este año.

Aunque hasta ahora nada se ha dicho sobre la existencia de este personaje en la negociación con los secuestradores de Boulton, su nombre será noticia en los próximos días, pues según reveló una fuente en forma extraoficial, el coronel Carvajal será denunciado por la familia Boulton para que revele por qué el piloto no ha sido liberado, si por él fueron cancelados aproximadamente 500 millones de bolívares.

El caso se torna grave, pues en medios policiales existen serias sospechas de que el dinero entregado por la familia para la liberación de Richard Boulton pudo no haber llegado a los verdaderos secuestradores, sino a manos de una banda que no lo te nía. Otras sospechas son más serias todavía, ya que se habla de un posible extravío del dinero; de que nunca hubo tal negociación y hasta de la desaparición física del piloto en territorio colombiano, hecho que tiene preocupado al alto Gobierno venezolano.

La fuente consultada por el El Mundo reveló que la denuncia contra el oficial del Ejército podría ser concretada por la ex Miss Venezuela, Marena Bencomo, esposa de Richard Boulton.

Sin nueva fe de vida

El posible regreso del piloto Richard Boulton a Venezuela se convirtió en noticia el pasado mes de febrero cuando una emisora de radio informó que el Gobierno tenía la certeza de que el piloto iba a ser liberado en cuestión de horas y una comisión oficial lo iba a buscar en la frontera con Colombia.

Esta noticia llenó de ánimo a muchos amigos del secuestrado, pero por otro lado llenó de incertidumbre a la familia Boulton y a la opinión pública, en cuestión de horas lo que ocurrió fue una serie de desmentidos de parte de la policía, ya que Boulton nunca estuvo a punto de ser liberado.

No obstante, el anuncio parece que sí tenía algo de cierto, pues lo que se sabe ahora es que precisamente durante el mes de febrero un funcionario de la DIM entregó aproximadamente 500 millones de bolívares (se habla de 460 millones exactamente), al grupo que tenía cautivo a Boulton.

El funcionario en cuestión habría sido el coronel Carvajal, pero el misterio que se mantiene hasta hoy es a qué grupo le fue entregado el dinero. Según fuentes policiales, luego del pago de la suma millonaria se esperaba la entrega del piloto, quien iba a ser llevado hasta la ciudad de Bogotá, para ser liberado en las puertas de la embajada de Venezuela en Colombia.

Esta información era conocida en medios militares y policiales de Venezuela y la idea era coordinar un trabajo de inteligencia con el Departamento de Administración de Seguridad de Colombia para tratar de identificar al grupo que entregara a Bolton y lograr su captura.

GUERRILLA

Un «tumbe» en la montaña.

Los cuerpos de seguridad de Colombia y Venezuela tenían indicios de que Boulton estaba cautivo en una montaña en Villavicencio, cerca de Bogotá.

Quizás por esta situación fue que los captores planificaron una entrega en plena capital, tal vez para hacer el proceso más corto y menos difícil para el secuestrado.

No obstante, ahora se perdieron todos los contactos que se tenían entre la familia y los plagiarios y por ello ya nadie sabe dónde está el piloto venezolano.

Según el seguimiento hecho por la policía, Boulton fue secuestrado por miembros del Ejército de Liberación Nacional, pertenecientes al Frente Domingo Laín. Este grupo, aparentemente, decidió quedarse con el avión y negoció a la víctima con los irregulares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

No obstante se cree que el grupo de las Farc fue víctima de una banda de traficantes de armas y drogas, la cual perpetró un «tumbe» y se llevó al hijo de Henry Lord Boulton.

La familia tuvo certeza de que éste estaba vivo porque recibió varias fe de vida, entre ellas algunas cartas dirigidas a Marena Bencomo, además de cuatro videos. Las películas le llegaron a la familia a través de personajes militares del actual Gobierno, pero ninguno dijo cómo las obtuvo. Sólo uno de los videos fue dado a conocer a la opinión pública.

Recommended Posts
MVR