In Infodio

Los últimos días han sido algo extraordinarios, en el sentido de que algunos de los perros grandes del chavismo se han desquiciado. Primero vimos a José Vielma Mora, gobernador del estado Táchira donde comenzaron las protestas, criticando al presidente Maduro en una entrevista radial. Vielma Mora dijo que estaba en contra de la forma brutal en que se ha reprimido a los manifestantes, y agregó que no estaba de acuerdo con mantener en la cárcel al preso político Iván Simonovis y al líder opositor Leopoldo López (ambos por cargos falsos). Luego vimos al presidente del Congreso, Diosdado Cabello, venir a la televisión a mentir sobre un supuesto alijo de armas que tenía el general Ángel Vivas en su casa. Los lectores pueden recordar el tenso enfrentamiento cuando las fuerzas de seguridad intentaron arrestar (¿bajo qué cargos?) al Gral. Vivas. Pero también vimos a Cabello amenazando abiertamente a uno de los banqueros chavistas más corruptos: Juan Carlos Escotet de BANESCO.

Ayer, el canciller de Venezuela, Elías Jaua, un matón cuya trayectoria violenta se remonta a su época de estudiante, estalló de manera bastante dramática frente a las cámaras, en respuesta a una simple pregunta de un periodista. Jaua repetía como un loro la línea oficial que dice, sin haber presentado una sola prueba, que el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, está detrás de las protestas estudiantiles en Venezuela.

Luego, según los informes, Maduro propone a Max Sánchez Arvelaez, nacido en Francia, como su embajador en los EE. UU. Lea, Maduro realmente no quiere tener un embajador en los EE. UU. practicas

Pero la guinda viene del ministro de Educación, Héctor Rodríguez, quien está tan trastornado, que sin reparos declaró: «no es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretenden ser escuálidos». Traducción: «no vamos a sacar a la gente de la pobreza a la clase media para que se vuelvan contra nosotros».

Lo anterior indica que el chavismo está dolido. Profundamente. A pesar del uso generalizado de la fuerza excesiva y la tortura, no ha podido sofocar las protestas estudiantiles. De hecho, todo lo contrario. El chavismo ha fallado estrepitosamente en el control y censura de un torrente de información y evidencia de abusos que continúa vertiéndose en las redes sociales. Su brigada cada vez más pequeña de apologistas internacionales está tan desacreditada, frente a los intereses en conflicto y la evidencia pública, que nadie los toma en serio. Las redes sociales se han convertido en la fuente en Venezuela, donde cientos de miles de usuarios en todo el país informan los eventos en tiempo real. En él se expusieron las mentiras de Diosdado, así como la identidad de la Guardia Nacional que propinó una feroz golpiza a un manifestante desarmado. Un ejército de usuarios de Twitter está contrarrestando de manera muy efectiva la hegemonía comunicacional oficial.

De manera preocupante, los medios de comunicación influyentes han comenzado a describir las protestas estudiantiles en el país como el dominio de los niños «conservadores» (aquí está la BBC). Para aquellos que descubrieron Venezuela hace solo un par de semanas y están empeñados en proyectar racismo y prejuicios políticos sobre la situación, permítanme dejar este pequeño hecho para reflexionar: el chavismo nunca ha ganado una elección general en las universidades venezolanas. Siempre. Desde 1998. En otras palabras, donde la votación es manual (en lugar de Smartmatic / cuerpo electoral oficial), el chavismo aún no ha ganado una elección, ya sea de autoridades o cuerpos estudiantiles en universidades de Venezuela.

PD: AP informa que Jimmy Carter está dispuesto a actuar como mediador en la crisis actual de Venezuela. Carter estuvo involucrado en un papel similar en 2004, cuando mintió a todos sobre los resultados del referéndum revocatorio. Los venezolanos saben cómo terminó su anterior ‘mediación’, con la infame y no tan secreta reunión con Gustavo Cisneros y Hugo Chávez. La dramática situación de hoy en realidad podría remontarse a aquellos embriagadores días de agosto de 2004.

Recommended Posts