In Uncategorized

El escenario en el cual voy a trabajar este artículo sera la Triple Frontera del Paraguay donde se encuentran tres países: Brasil con la ciudad de Foz de Yguazú, la Argentina (Puerto Iguazú) y Paraguay (Ciudad el Este). Dicho lugar es vulnerable para todo tipo de ilícitos como contrabando de mercaderías, armas, drogas y en especial para el lavado de activos producidos por los comerciantes árabes de la zona, de los cuales algunos de ellos producen remesa de dinero a grupos islámicos terroristas como el Hezbollah e Isis.

POR CHRISTIAN BERNAL

Fuente: ABC Paraguay

La creación de Ciudad Puerto Presidente Stroessner en el departamento de Alto Paraná, allá por el año 1957, tuvo su mayor fuerza con la colosal obra del Puente de la Amistad concluida en 1962 e inaugurada el 27 de marzo de 1965. El puente fue proyectado, financiado y ejecutado por el gobierno de la República Federativa del Brasil, en aquel entonces denominado como los EE.UU del Brasil (1).

En la década de 1960 se inicia la segunda gran inmigración de árabes en la zona (2). Dichos inmigrantes, en su mayoría se instalaron en Ciudad del Este y Foz do Iguaçu. Allí, la colonia árabe está compuesta en la actualidad por alrededor de 25.000 árabes en la zona de la Triple Frontera y específicamente unos 7.000 en Ciudad del Este, mayoritariamente libaneses, además de un pequeño porcentaje de sirios, egipcios y palestinos (3).

Las causas de la inmigración se vinculan a procesos políticos que ocurrieron en sus países, como la guerra civil en Líbano y la ocupación de territorios por parte de Israel?.

Los inmigrantes llegan allí para desempeñar actividades comerciales. De hecho, ellos fundaron algunas de las primeras galerías comerciales y los primeros grandes comercios de la ciudad en la época, al tiempo de crear mezquitas, centros culturales islámicos y escuelas en la región.

Una vez que los mismos se instalaron en la región como era lógico y como tenían familiares que quedaron en los países de los cuales provenían de diferentes partes del medio Oriente como Líbano, Siria y otras regiones, las ganancias que obtenían, enviaban o remesaban a sus lugares de origen.

Dentro de ese escenario, como era de esperar, los grupos terroristas aprovechaban esa situación para infiltrar sus células o seguidores y que según las experiencias en otros países y las informaciones de inteligencia, constituyeron el inicio del financiamiento económico y logístico de ciertos grupos terroristas como el Hezbollah y posteriormente Isis, aprovechando el poco o nulo control financiero en la zona y de las autoridades locales.

Con la corrupción existente y en especial en Ciudad del Este en la época donde me cupo trabajar como agente fiscal Antinarcóticos) en el año 2006, se pudo percibir la vulnerabilidad de la frontera para el tráfico de diferentes mercaderías o de personas, el fallido sistema de control financiero para las operaciones comerciales en dicha zona y la facilidad de operar realizando transferencia o remesas de dinero desde ciudad del Este, Foz de Yguazú y Puerto Iguazú para esos países mencionados, sin ningún tipo de control o restricción, en relación con las cantidades de sumas de dinero y el destino de dichos activos.

Prueba de esto, más que indicio, es que es el año 1998 un libanés que estaba prófugo de la Justicia norteamericana y que sería el jefe de operaciones terroristas del Hezbollah en Estados Unidos, fue detenido en Ciudad del Este-Paraguay, durante un operativo en conjunto entre el servicio de Inteligencia argentino y las policías paraguaya y brasileña.

Según fuentes de Inteligencia que participaron de la detención, Mohamed Kalhid, conocido como Makki, tenía 39 años y era buscado por Interpol y los servicios de Inteligencia desde hace años, ya que escapó de Estados Unidos cargando con un proceso por falsificación de documentos y estafas. De acuerdo a las especulaciones del FBI, según se informó en Paraguay, Kalhid también podría estar involucrado en algunos de los últimos ataques terroristas en la época que se produjeron en territorio norteamericano. La presencia de Kalhid en Ciudad del Este, donde se refugió por varios meses, ya se presenta como la confirmación de las sospechas que tenía tanto el Gobierno americano como el argentino: que esa ciudad sirve de refugio a grupos extremistas pro islámicos. De hecho, el Hezbollah, un partido político ya constituido del Líbano con brazos armados enfrentados a Israel y Estados Unidos, es el principal sospechoso de haber ejecutado por ejemplo el ataque terrorista en Buenos Aires contra la sede de la AMIA, en 1994, donde murieron 86 personas.

Además, ya para entonces existía en la zona una industria de la radicación, de la que no serían ajenos funcionarios paraguayos, que permitieron la estadía de refugiados, como es el caso de Kalhid. Lo que saltó del caso según las fuentes en su oportunidad, es que después de escaparse de Estados Unidos pasó unos meses en Medio Oriente, se cree que al Líbano, donde habría conseguido un pasaporte norteamericano falso y viajó a Paraguay. (Continuará).

* Juez de Sentencia de Presidente Hayes.

3-Nasta José Rafael. Libro “Árabes en Paraguay, Ascendientes y Descendientes”. Noviembre 2015-Asunción, Paraguay.

4- Nombrado único agente fiscal Antinarcótico para Alto Paraná y Canindeyú desde setiembre de 2006 hasta octubre de 2007.

Etiquetas: AMIA, Daesh, FBI, Financiación del Terrorismo, Hezbollah, ISIS, terrorismo, Triple Frontera

Tomado de ASERNE VENEZUELA: Terrorismo y Triple Frontera

Recent Posts