In El Mundo

20/06/2014 06:39:00 a.m. | Emen.- Esta semana mejoró considerablemente el abastecimiento de leche en polvo, harina de trigo y harina de maíz en los establecimientos capitalinos.

Las que no cesan son las colas que forma la gente para comprar estos productos. Los comercios habilitan taquillas o puntos especiales para la venta de estos productos, con el fin de no generar congestionamiento a personas que efectúan compras grandes.

Ayer, a media mañana, en Unicasa Candelaria había leche en polvo. La vendían -racionada a dos kilos por persona- en unas taquillas especiales habilitadas en el área de perfumería; la gente formaba la cola afuera y entraban al local en grupos de 15 a 20 personas. La venta fue supervisada por funcionarios de la Guardia Nacional y la fila era bastante larga. Cabe destacar que las personas que efectuaban su compra dentro del local no podían llevar leche en polvo, “deben salir y hacer la cola”, comentó un empleado.

La reaparición de la harina de trigo fue la sorpresa de la semana, pues se observó el producto en varios establecimientos de la Gran Caracas. Ayer tenían en Madeirense Chacaíto, Unicasa Candelaria y en varios puestos de los mercados de Quinta Crespo y Guaicaipuro.

Algo parecido ocurrió con la leche en polvo, que tenían en Pdval Sarría, Bicentenario Las Mercedes y Unicasa; así como la harina de maíz, que despachaban en las dos redes gubernamentales visitadas por El Mundo Economía y Negocios y en algunos puestos de los mercados municipales.
El abastecimiento de pollo y de margarina tiende a normalizarse; ambos productos se observaron en todos los canales de comercialización visitados. Igual ocurrió con el café: solo falló en el Central Madeirense.
Desaparecida
La distribución de carne sigue con problemas. En ninguno de los supermercados visitados tenían cortes de primera; pero en Unicasa, Madeirense y Pdval ofrecían  carne de segunda -entera y prempacada- de la que distribuye el Gobierno.
Las neveras de las carnicerías del mercado de Quinta Crespo solo exhiben carne de cerdo, pues en toda la semana no han recibido despachos de carne a  través del convenio de distribución a precio regulado. En Guaicaipuro no recibían carne desde el jueves pasado. Ayer llegaron 60 reses; los carniceros del establecimiento estiman que les tocarán dos a cada puesto. “Eso nos dará para trabajar, por lo menos, hasta el sábado”, señaló un comerciante.
El aceite vegetal solo se observó en el Bicentenario visitado.
Recommended Posts
InflaciónIris Varela