In Uncategorized

Se estima que la petrolera estatal PDVSA debe a sus socios y contratistas alrededor de 15 mil millones de dólares, lo que podría tardar años en pagar.

Redacción | AFP

Sobre el papel, el alivio de las sanciones petroleras de Estados Unidos contra Venezuela debería permitir que su maltrecha economía vuelva a beneficiarse de un recurso que tiene más que cualquier otro país del mundo.

Pero a medida que Venezuela repara los lazos con las corporaciones que regresan a sus costas después de verse obligadas a abandonar el país después del embargo, los expertos dicen que los dividendos tardarán en filtrarse.

¿Qué podemos esperar?

LEA TAMBIÉN: Acusan al presidente de Pdvsa de «semiesclavitud de la masa laboral» en Venezuela

¿Qué contratos se han firmado?

Después de que Venezuela inició conversaciones con la oposición el año pasado y acordó celebrar elecciones libres y justas en 2024, Estados Unidos alivió las sanciones para permitir a Chevron reanudar una extracción limitada de petróleo, parte de un esfuerzo por mantener bajos los precios globales mientras Occidente presionaba sanciones a Rusia.

Desde entonces, Caracas también ha firmado contratos con la empresa francesa de hidrocarburos Maurel & Prom y con la española Repsol.

Los detalles son confidenciales, pero estos acuerdos permitirán a Venezuela comenzar a saldar sus deudas con las empresas que tuvieron que abandonar el país -y sus activos allí-, dijo el experto petrolero Rafael Quiroz.

Se vieron obligados a irse después de que Estados Unidos impusiera sanciones en 2019 tras unas elecciones, ampliamente descartadas como amañadas, que devolvieron a Nicolás Maduro al poder.

Pagar las deudas es importante para que Caracas mejore su imagen como socio comercial serio y atraiga nuevas inversiones.

Venezuela le debe a Maurel & Prom unos 900 millones de dólares, según datos proporcionados por la empresa. Se desconoce el alcance de la deuda con Repsol.

Se estima que la petrolera estatal PDVSA debe a sus socios y contratistas alrededor de 15 mil millones de dólares, lo que podría tardar años en pagar.

Una nueva entrada de inversiones extranjeras también permitirá a Caracas generar ingresos a través de la recaudación de impuestos, dijo Francisco Monaldi, director del Programa de Energía Latinoamericana del Instituto Baker de la Universidad Rice en Texas.

¿Cuanto petróleo?

La PDVSA, que en su apogeo produjo más de tres millones de barriles de crudo por día (bpd), apuesta por un «incremento acelerado» de la producción este año.

Pero los expertos esperan que la flexibilización de las sanciones tenga un impacto más «modesto» de lo esperado.

En el mejor de los casos, calculan, los contratos con Repsol, Maurel & Prom y Chevron aumentarían la producción en unos 150.000 bpd hasta alrededor de 900.000, todavía por debajo del millón de bpd que apunta el gobierno.

Maurel & Prom ha proyectado entre 20.000 y 24.000 bpd en 2024.

Repsol dijo a la AFP que esperaba «un aumento sustancial», sin dar cifras.

El año pasado, el país cerró con una tasa de producción de 801.000 bpd, según el bloque de países exportadores de petróleo de la OPEP.

¿Aumento en el flujo de caja?

Los ingresos de PDVSA crecieron de 3.000 millones de dólares en 2022 a 6.320 millones de dólares el año pasado, según datos del gobierno.

En 2024, Venezuela podría ganar alrededor de 16 mil millones de dólares del petróleo, según Monaldi.

«Es un aumento muy grande. Significa que los contratos no sólo servirán para pagar la deuda, sino también para generar más ingresos», incluso a través de la recaudación de impuestos, añadió.

Sin embargo, aún está por verse cuánto de esto se filtrará a la población general.

Más de siete millones de personas han huido del país que alguna vez fue uno de los 10 principales productores de petróleo del mundo y un peso pesado de la economía latinoamericana.

La industria petrolera está ahora de rodillas tras décadas de mala gestión y corrupción, agravadas por las sanciones.

¿Qué pasa si vuelven las sanciones?

Los intereses económicos creados hacen que esto sea poco probable, dicen los expertos, especialmente en un momento de preocupación por el suministro de petróleo en medio de los conflictos en Ucrania y Medio Oriente.

Sólo si se respetan las licencias seguirán llegando inversores, afirmó Monaldi, subrayando que para alcanzar un nivel de dos millones de bpd, el país necesita 100 mil millones de dólares de inversión.

Quiroz destacó que Venezuela sigue en una situación precaria, ya que Pdvsa «no tiene un centavo para invertir» y «ninguna transnacional vendrá a invertir» sin un socio local confiable.

Mientras lucha por volver a encarrilar su industria petrolera, Venezuela ha subido la apuesta en una disputa fronteriza con su vecina Guyana por una región rica en petróleo en la que se han descubierto enormes reservas.

La pequeña Guyana tiene reservas estimadas en 11 mil millones de barriles de crudo, las más altas per cápita del mundo.

Venezuela, que celebró un referéndum no vinculante en diciembre que aprobó la anexión de la región de Esequibo administrada por Guyana, tiene las reservas probadas más grandes del mundo con unos 300 mil millones de barriles.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela

Más noticias de

Deuda o similares.

Tomado de INFORME: Pdvsa tardará años en pagar los más de US$15 mil millones que debe a socios y contratistas

Recommended Posts