In Uncategorized

Sostiene que son falsos los señalamientos de la ex-vicepresidenta de Recursos Humanos de la filial, Marisol Gómez —recogidos en documentos oficiales— en los que se le acusa de supuestamente mantener negociaciones irregulares con CITGO Petroleum Corporation.

Por Maibort Petit


@maibortpetit



Marisol Gomez de Vergara

Gustavo Felice Castro, propietario de la empresa GFC Consultores LLC registrada en el estado de la Florida, desmintió las acusaciones que en su contra formuló la exvicepresidenta de Recursos Humanos de CITGO Petroleum Corporation, Marisol Gómez de Vergara, en la demanda que mantiene en la Corte del Condado de Harris, en Texas, en la que se lo señala como parte de un esquema de corrupción que defraudó a la filial petrolera en tiempos en que Nelson Martínez ejercía la presidencia de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

La demanda de Gómez contra CITGO Petroleum Corporation refiere en una de sus partes que Felice Castro formó parte de una trama en la que Martínez supuestamente comandó una serie de operaciones irregulares en la que GFC Consultores LLC habría recibido una serie de pagos como parte de un mecanismo destinado a apropiarse de dinero de la propia CITGO, de PDV USA y de un afiliado de la primera. Se indica en la documentación oficial que «PDV USA carecía de controles, o de un comité de cumplimiento, y que nunca se hizo una auditoría. Era una ̔caja negra’ que se utilizaba para canalizar el dinero con fines corruptos e ilegales aun hasta la administración de Asdrúbal Chávez, primo de Hugo Chávez, quien ocupó la presidencia hasta marzo de 2019».

La demandante sostiene que «la empresa GFC fue contratada para proporcionar múltiples servicios para CITGO, con costos inflados y fraudulentos, que usó para compensar las ̔comisiones̕ sobre los pagos por ésos ̔servicios̕ a su co-conspirador en el esquema fraudulento, Nelson Martínez», habiéndose convertido supuestamente en una “Agencia de Logística Intermediaria» entre CITGO y el gobierno de Nicolás Maduro.

Tales negociaciones se habrían llevado a cabo aun cuando los departamentos de adquisiciones, crédito, legal o de cumplimiento de CITGO habían desaprobado a GFC para realizar el trabajo, como exigían los protocolos de la corporación.

La versión de Felice Castro

A estos señalamientos, le sale al paso Gustavo Felice Castro, quien dice ser economista egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que se desempeñó como gerente de ventas de la televisora Venevisión hasta el año 2007, fecha en la que fundó la firma GFC Consultores C.A.

Indica que esta firma la fundó sin la participación de socios, habiéndose desempeñado desde entonces como consultor en medios de comunicación y ofreciendo servicios a varias compañías en Venezuela como Calzados Basinger, Industrias Nutrive, APEX consultores, Sempre Noi, Egíptica Publicidad, entre otras. Igualmente se asoció con la empresa Musical Lab para llevar a cabo trabajos audiovisuales, hasta que en 2010 logró alcanzar la independencia al estructurar su propia la unidad de producción audiovisual y establecer alianzas estratégicas con imprentas gráficas que le permitieron crecer como empresa.

Narra que luego de haber sido víctima de un secuestro y haber recibido un impacto de bala, decidió emigrar con su familia a Estados Unidos, lo cual ocurrió en 2012 a través de una solicitud de visa de trabajo H1 obtenida por su esposa. Él poseía una visa H4 que no le permitía trabajar legalmente en EE. UU., por lo que mantenía su negocio en Venezuela “hasta que se hizo inmanejable por la devaluación” y comenzó a desempeñarse en el país norteamericano como consultor por medio de GFC Consultores Venezuela, hasta que en 2013 fundó GFC Consultores LLC en la cual es único dueño.

Cuando en 2014 obtuvo la residencia permanente, Felice Castro refiere que comenzó a trabajar directamente con GFC, prestando servicios a diferentes clientes.

Refiere que en una oportunidad fue invitado por una agencia en Florida que tenía una propuesta de CITGO para realizar una campaña sobre las donaciones de petróleo que realizaba la filial petrolera venezolana a los pobres en diferentes regiones y, bajo esta alianza participó como consultor en medios, además de todo lo relacionado con impresiones gráficas. “Es en ese momento, como parte del equipo, que conozco al personal de CITGO y tuve mucho contacto directo, ya que ellos son muy cuidadosos y exigentes en el control e inversión en los medios. Después participé en otro proyecto, que fue incorporar la identidad de Venezuela en la sede de CITGO en Houston”.

Cuando nuevamente fue contratado por la empresa de publicidad de la Florida antes citada, para otra vez desarrollar un trabajo relacionado con la producción gráfica y mantener por ello un contacto directo con los empleados de CITGO y habiéndose ya regularizado para la fecha su situación migratoria en Estados Unidos, fue conminado a presentar credenciales ante la filial a nombre de su empresa GFC Consultores LLC.

“Comenzamos con la realización de un video sobre ‘Venezuela Land of Grace’ y, a partir de allí, desarrolló otros proyectos, [como el de la] campaña de seguridad vial en el sur de florida. Nos solicitaron organizar la celebración del 5 de Julio [firma del acta de independencia venezolana] en la Ciudad de New York a través de la Misión de Venezuela ante la ONU. Derivado de esta buena labor, ese mismo año 2015, se nos encomendó realizar parte de la logística de la delegación de Venezuela durante la asamblea general en el mes de septiembre (más de 240 personas, viajes, hospedaje, transporte y comidas) e, inmediatamente, en el mes de octubre, la realización de varios eventos como lobby para el puesto y la presidencia pro tempore de Venezuela en el Consejo de Seguridad (cenas, conferencias, exposiciones, etc.). Durante el año 2016 también se realizaron algunas campañas publicitarias, eventos y nuevamente reuniones y la delegación entera de Venezuela en la asamblea General de la ONU. Ya en el 2017 y 2018, no se realizó aunque sí nos solicitaron presupuesto, y fue otorgado por la presidencia de CITGO a otra compañía que cobró más del triple de lo presupuestado por nosotros, al igual que lo hizo en el 2018 (Caribbean Style de Modesto Díaz)”.

Seguidamente, Gustavo Felice Castro admite que los montos de los pagos recibidos por su empresa, efectivamente son los referidos por Marisol Gómez, pero subraya que entregó a PDV USA y CITGO facturas con soportes originales de cada uno de los servicios prestados por GFC Consultores LLC. “Firmaba contratos antes de cada proyecto, y se estipulaba de una vez el margen de ganancia de nuestra compañía, que en presupuestos menores a USD 100 mil dólares era del 20 por ciento y en mayores a 100 mil dólares era de 15 por ciento (…) todo el historial de esas facturas, contratos están en manos de los abogados de CITGO donde se demuestra nuestra transparencia en el trabajo”.

Caso Charles Martínez

Sobre la participación del hijo de Nelson Martínez, Charles Martínez, Gustavo Felice Castro cuenta que en 2007, la empresa del primero prestaba servicio de producción audiovisual a GFC Consultores C.A. en Venezuela y a Musical Lab, hasta que en 2010 lograron consolidarse como productora y procedieron a contratar directamente a Martínez como director de producción audiovisual.

“En el año 2014, él me pide que lo traiga a Estados Unidos con una visa L1 (transferencia de personal profesional). Ya yo sabía que era hijo de Nelson Martínez, presidente de PDVSA. La visa la aprueban para el año 2015 por tres años. Él era encargado de todo lo referente a producción, tanto audiovisual como gráfica, pero siempre como respaldo(Back Office), nunca ante el cliente, dato importante presentado a los abogados, demostrado con las declaraciones de impuesto”.

Felice Castro asegura que desde el ingreso de Charles Martínez a GFC Consultores LLC en 2015, la facturación de la compañía con CITGO Petroleum Corporation descendió “de una manera vertiginosa”, al igual que bajaron los proyectos de la firma con la petrolera. “En vez de ser útil la relación, afectó significativamente mi compañía hasta que en el 2017 dejé de prestar servicios a CITGO, con el hijo del presidente de PDVSA en mi nómina”.

Para Felice Castro es fundamental este hecho por él afirmado, como una manera de demostrar que la presencia de Charles Martínez en su empresa, de ninguna manera significó el gozar de prebendas o privilegios con CITGO. Incluso, según él, la filial de PDVSA pasó a favorecer a Caribbean Style, de Modesto Díaz, con contratos referentes a proyectos que, por lo general, eran asignados a GFC Consultores LLC.

Entre estas negociaciones estaban los servicios prestados al Servicio Secreto por CITGO que en un tiempo le fueron encomendados, un hecho que a los ojos de Felice Castro sirve para demostrar la transparencia de sus operaciones, toda vez que sus finanzas eran auditadas por el Departamento del Tesoro en tiempo real.

Finaliza Gustavo Felice Castro dice no poseer bienes de fortuna. “Vivo rentado en el sur de Florida, pero mi imagen y la de mi compañía se vio severamente afectada por las falsas acusaciones realizadas por la señora Gómez”.

Etiquetas: Caribbean Style, Citgo, corrupción pdvsa

Tomado de Empresa mencionada en la demanda de Marisol Gómez contra CITGO asegura que son falsas las acusaciones en su contra

Recommended Posts