In Descifrado

El ministro de Finanzas, Nelson Merentes, defendió a capa y espada los resultados del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) en 2006. En principio, dijo que de no existir esta figura la liquidez actual podría alcanzar los cielos. Sin embargo, dejó dudas cuando explicó que más de la mitad del fondo ha sido invertida en 93 proyectos. Sobre esto, cabe preguntarse ¿cómo se frena la liquidez si el dinero es recabado y vuelto a inyectar en la economía?

 

Por otro lado, y haciendo gala de su predilección por esta iniciativa –sobre cuyo control se desconoce casi todo–, expresó con entusiasmo que para 2007 los activos del Fonden podrían alcanzar las reservas internacionales, esto es, ascender de 15 mil 920 millones de dólares a más de 35 mil millones en esa divisa. ¿Consentido el fondo? Para nada.

Recommended Posts
Nelson MerentesJosé Vielma Mora