In Infodio

Esto es algo que quería contar desde que regresé de la carrera presidencial de Venezuela en enero de 2007. Chávez ha podido hacer lo que ha hecho, por una simple razón: la absoluta inutilidad de su oposición. Ya se trate de líderes estudiantiles, alcaldes carismáticos, gobernadores regionales, barones de los medios de comunicación o políticos regulares, es bastante difícil encontrar otro país donde la efectividad combinada de un frente de oposición sea tan patética. Chávez perdió el referéndum de enmienda en 2007, porque se equivocó con su electorado, con los que sacan el voto y los que lo protegen. No perdió porque unos pijos organizaron un par de marchas. No perdió porque Raúl Baduel lo amenazó. No. Su primera pérdida se produjo porque enajenó a sus propios militares, a sus propios gobernadores y funcionarios públicos, quienes temían darle suficiente poder para nombrar autoridades en la sombra, para crear nuevas instituciones públicas federales, regionales y municipales que pudieran poner en peligro el acceso y control de fácil acceso. efectivo, a los niveles respectivos. Si hay que creer en los resultados, 3 millones de chavistas no votaron y Chávez se vio obligado a ceder.

En 2006, la oposición no logró cubrir el 40% de las urnas. El 40% de ausencias de la oposición de 33.000 cabinas ‘equivalieron’ a 7 millones de votos para el titular. Un año después de eso, la oposición aún no lograba cubrir todas las estaciones, pero la derrota -para Chávez- vino desde adentro, porque seamos realistas: la oposición de Venezuela son 4,5, tal vez 5, millones de personas, que votarán por cualquiera menos por Chávez.

Así que ahora el país se enfrenta a otra elección. Habiendo perdido el control de las ciudades y estados más poblados, Chávez debe continuar con la tarea de aprobar su reelección indefinida, ante la caída de los precios del petróleo y la consiguiente caída de su popularidad. Sin dinero no hay amor perdido entre los pobres y Chávez. Es una relación muy directa y mercantilista, propia del puro materialismo de todos los venezolanos. La oposición se está preparando para lo que mejor sabe hacer: joder las cosas. En lugar de señalar la obvia ilegalidad de la enmienda/reforma constitucional y el fracaso chavista al por mayor, bailan al son de las melodías que toca el golpista.

El último, es un encuentro en el aeropuerto de Maiquetía entre Alberto Federico Ravell (dueño de Globovisión), Julio Borges (dueño de Primero Justicia), Luis Felipe Planas (jefe de un cascarón político llamado COPEI), Omar Barbosa (copropietario de ONU Nuevo Tiempo) y un joven de 20 y tantos años, de una de las cientos de redes de medios comunitarios de Chávez. Así que el grupo de políticos ‘experimentados’ y magnate de los medios llegaba de Puerto Rico, supuestamente de una reunión con funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos. En la agenda, estrategia para derrotar el intento de reelección indefinida de Chávez. La conversación es algo así como: «oye, Alberto, ¿entonces recibiste instrucciones de EE. UU. sobre cómo derrotar la enmienda? ¿Cómo te fue? ¿Cómo lo vas a hacer?» pregunta el niño. El dueño del único canal de información 24 horas de Venezuela dice “estuvo bien, no vamos a importar material radiactivo de Irán, no vamos a buscar el consejo de Cuba…” Entonces Ravell dice algo sobre la comida que tenía y, en respuesta , el niño lo acusa de estar en la nómina de EE.UU. En este punto, Ravell pierde los estribos y maldice, haciendo incluso comentarios homofóbicos. Pero se pone peor. Los otros tres imbéciles, Borges, Planas y Barbosa, habían estado observando todo el asunto y, sorprendentemente, no pudieron atrapar a este niño que, por cierto, ni siquiera es periodista, sino un producto de la factoría mediática guerrera de Chávez y seguía ridiculizándolo. ellos. Mira todo aquí.

Resulta que estoy indignado con esto, no por el agresor que no es periodista (obviamente está haciendo lo único en lo que los chavistas son buenos), sino por Ravell, porque él es, no lo olvidemos, el dueño del único 24/7 de Venezuela. , solo noticias, red de medios. Tenga en cuenta que este es el tipo que viaja por el mundo ‘defendiendo’ la libertad de expresión, mientras denuncia los ataques contra él mismo, su red y su personal. Este es el tipo que va a Madrid, con el director de El Nacional, a quejarse, al Rey de España, de la situación política. Este es el tipo que, junto a los secuaces de Gustavo Cisneros, tiene ojos y oídos en todas las reuniones de la oposición, cuando no es testigo de primera mano, mientras su socio hace una fortuna con negocios financieros con el régimen. Entonces, ¿por qué viaja al extranjero para asistir a reuniones políticas? ¿Qué hay para él? ¿Quién le dio el derecho de traernos más vergüenza y desprestigio innecesario, como oposición? Pero, ¿y los otros tres? ¿Cómo se explica que un puñado de políticos no pueda dar una respuesta medio coherente a un pibe disparando andanadas? Te diré por qué, porque el niño estaba diciendo la verdad, o al menos parte de ella. Como dicen en esa tierra donde nací «los agarraron cagando y sin papel».

Es una verdadera vergüenza que la dirección de la oposición esté en manos de tipos tan pérfidos e intelectualmente estériles. Se lo merecen Chávez, que ya se enteró de la noticia y sacará mucho provecho de esto.

Recommended Posts