In Uncategorized

Un dúo de jóvenes empresarios venezolanos estaría involucrado en nuevos negocios turbios con la estatal petrolera Pdvsa y la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Se trata de Jorge Giménez Ochoa, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, y su operador Federico Alberto Manzo Leyba. Manzo habría viajado a Londres para cerrar acuerdos de venta de crudo y aluminio.

Un balance patrimonial sospechoso

Manzo Leyba, de 37 años y con una trayectoria empresarial desconocida, se habría paseado por Europa haciendo alarde de su fortuna, que incluye avión privado y yate. Este hombre representa a las empresas de Giménez, quien apareció señalado en el caso de la criptocorrupción petrolera en 2022, según un reporte de la web Cuentas Claras Digital.

Federico Manzo Leyba

La compañía que usa Giménez para la venta de crudo es Panglobal Energy SMC LTD, registrada en Uganda. Según datos internos de Pdvsa, el dirigente deportivo le debe al menos 600 millones de dólares a la empresa venezolana por negocios realizados durante el año pasado.

Conexiones internacionales

Las autoridades británicas estarían siguiendo de cerca las operaciones del grupo de Giménez y Manzo Leyba, que tendrían vínculos con Turquía, Indonesia, Chipre, San Cristóbal y Nieves (Nevis) y Emiratos Árabes.

Giménez fue acusado en una investigación periodística de ser el jefe, junto a Alejandro Arroyo Pérez y Gilber Reneé Mejias, de Ensa Energía AG y Logística y Alimentos El Mazo C.A., empresas que manejarían la estructura de intercambio de petróleo por alimentos de Pdvsa que provee a los CLAP, luego de la detención en 2020 de Alex Saab. Giménez opera en el negocio petrolero con su socio Antonio González y sus hermanos.

Tomado de Federico Manzo Leyba y Jorge Giménez Ochoa, los hombres detrás de nueva trama irregular de venta de crudo y aluminio venezolano

Recommended Posts